San Francisco de Javier, Día de Navarra

¡Feliz día a todos los navarros!

Hoy, como todos los 3 de diciembre, conmemoramos el día de la comunidad en honor a uno de nuestros santos patrones. Porque lo que no muchos saben es que San Francisco de Javier, copatrón de Navarra, comparte cargo con el archiconocido San Fermín. Ambos son cotitulares de tan preciado título, por lo que hay que empezar aclarando que San Fermín no es patrón de Pamplona, a pesar de lo que cree la gran inmensa mayoría de quienes nos visitan. (Os contamos todo sobre San Fermín aquí)

Así que volvamos al protagonista del día de hoy. San Francisco de Javier es uno de los más ilustres navarros de la historia. Además de santo patrón de Navarra, es también patrón de las misiones, del turismo y del euskera, su querida lengua natal. Además de ello, su recuerdo está estrechamente ligado a la fundación, junto a San Ignacio de Loyola, de la Compañía de Jesús.

Le tocó nacer en una época muy convulsa en la historia política del Reyno de Navarra. Nació en el castillo que hoy lleva su nombre en el seno de una familia acomodada, siendo hijo de Juan de Jasso, presidente del Real Consejo de Navarra, y de María de Azpilicueta, aristócrata navarra. Su padre murió siendo él niño por defender la legitimidad del derrocado rey navarro en la que fue la guerra civil navarra que culminó con la conquista de Navarra y su incorporación a Castilla en 1515. Cisneros tomó represalias contra la familia y propiedades del santo, incluido el castillo.

Francisco de Javier se ordena sacerdote, decepcionado y alejado de la vida política y culmina sus estudios en París. Desencantado también con la vida académica, se entrega al Papa con la intención de ir a Tierra Santa. Pero las guerras contra los turcos impiden su viaje, así que Francisco inicia una serie de viajes apostólicos bajo pabellón portugués que le llevaron primero a África y más tarde a India y, finalmente, Japón. La muerte le sobrevino intentado alcanzar el continente chino, en la isla de Sanchón, el 3 de diciembre de 1552. Sus restos fueron trasladados a Goa, en India, donde había fundado una importante colonia de seguidores. Fue canonizado por el Papa Gregorio XV en 1622.

Pero esto es solo un esbozo de lo que fue su vida. Para conocer más sobre la figura de San Francisco, os instamos a que vengáis a su tierra, donde os contaremos más sobre nuestro querido patrón.

P.D. : ¡Felicidades también a todos los Javier(es), que sois muchos!

Fotografía: www.navarra.es