8 de septiembre: Privilegio de la Unión

Este fin de semana el casco viejo de Pamplona ha retrocedido en el tiempo programando una serie de actividades que han vestido a la ciudad como en época medieval. Pero, ¿sabéis por qué?

Tal día como hoy, hace exactamente 591 años, el rey Carlos III de Navarra promulgó el Privilegio de la Unión, por el que la ciudad de la Navarrería, el burgo de San Cernin y la población de San Nicolás pasaron a constituir una única ciudad, la nueva ciudad de Pamplona. Los tres núcleos, que ocupaban espacios vecinos y cuya población (y lenguas) era muy heterogénea, habían estado enfrentados en continuas guerras intestinas por las distintas condiciones que las regían.

Tras la unificación, el rey ordenó levantar la Jurería (el Ayuntamiento) en un terreno neutral. Así, se levantó el primer edificio que albergaría el gobierno municipal, en la actual Plaza Consistorial, lugar en el que confluían los tres burgos. Se destruyeron las murallas internas de cada uno de los burgos y se construyó un único perímetro amurallado en torno a la nueva ciudad unificada. Nacía así la Pamplona medieval.

Pocos saben que esa angosta plaza donde se celebra el Chupinazo cada año es, pues, lugar de encuentro y confluencia de todos los vecinos de la ciudad.